Validez de los cursos de carretillero on line

Yo soy un trabajador y tengo que hacer un curso de carretilla elevadora, “¿Por qué voy a pagar por un curso presencial si puedo hacerme un curso on line más barato?”

He decidido escribir sobre este tema porque diariamente me encuentro con un montón de personas que han hecho un curso de carretillero on line y cuando van a buscar trabajo les dicen que su curso no vale. Hace poco, un chico que vino a hacer su curso conmigo me contó que había hecho un curso de carretillero on line de 300 horas y en la empresa en la que entraba a trabajar le dijeron que no le cogían si no hacía un curso presencial.no-valido

La Ley 31/1995 de PRL dice en el Art. 19 lo siguiente y es bastante clara al respecto: “En cumplimiento del deber de protección, el empresario deberá garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada…”, por lo que digan lo que digan y os cuenten lo que os cuenten no os dejéis engañar, los cursos on line no son válidos.

Yo soy el primer interesado en ofrecer cursos online, si la ley lo permitiese. Son muy baratos de crear y el precio del curso online que paga el alumno supera con mucho el beneficio de un curso presencial. Me pagas, te descargas el curso y el examen y listo. No hay costes de nave, alquiler o compra de maquinaria, formadores profesionales técnicos en prevención de riesgos, equipos informáticos, aulas, licencias de actividad,… y un largo etcétera, pero…

  1. Salvo raras excepciones, los empresarios quieren carretilleros que sepan usar la carretilla. Y no un poco, sino muy bien.
  2. Los empresarios y la inspección de trabajo, conocen la falta de práctica de los cursos online y los problemas y multas que puede acarrear una inspección sobre dicho tema.
  3. Y sobre todo mi salud vale más que un puñado de euros.

Te recalco que por ley, no son válidos, pero te aconsejo como siempre, que busques opiniones, te informes de la antigüedad de la empresa, de sus certificados ISO y UNE,… y decídete por aquella que te dé más confianza. Ya sabes que LO BARATO SALE CARO. NO JUEGES CON TU SALUD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *