Prevención de lesiones en los carretilleros

Como toda actividad laboral, la actividad del carretillero lleva asociada una serie de posibles lesiones o trastornos que conviene prevenir. En el caso de los carretilleros la aparición de gran cantidad de trastornos músculo esqueléticos, ha provocado en los expertos en prevención de riesgos tomar conciencia de la importancia de prevenir estos trastornos. Es sin embargo muy raro encontrar este tipo de prevención en el temario de los cursos de carretillero que hay a lo largo de la geografía española.

Corresponde a los empresarios y, sobre todo a los propios operadores de carretillas asegurarse de que hacen todo lo posible para aliviar cualquier malestar que se produce en el ejercicio de su labor diaria.

Vamos a intentar, desde aquí, arrojar algo de luz sobre la prevención de lesiones laborales entre los operadores de carretillas elevadoras.prevencion carretilleros

En primer lugar, habría que analizar las causas de dichos trastornos para que una vez detectadas intentar eliminarlas y si no es posible minimizarlo al máximo.

Aunque en cada puesto de trabajo las circunstancias serán diferentes, entre las causas comunes encontraremos las siguientes: periodos largos en posturas estáticas, las vibraciones de las carretillas, las torsiones del cuerpo y las sacudidas (frenazos, acelerones,…)

Posturas estáticas durante largos periodos de tiempo sentados en la carretilla. El hecho de pasar 6-8 horas al día en la misma posición de sentado a la larga ocasionará dolor articular y rigidez en las extremidades, será algo similar a lo que ocurre en algunos vuelos transoceánicos conocido como el “síndrome de la clase turística”.

Algunas medidas, a modo de recomendación, que podemos tomar para evitarlo podrían ser las siguientes:

  • Establecer breves periodos de descanso cada 2 horas en los que el carretillero aparcará la máquina y dará un pequeño paseo de 5 minutos para estirar las extremidades.
  • No llevar ni la cartera ni ningún objeto en los bolsillos traseros, ya que estos ocasionan malas posturas.
  • Establecer turnos rotatorios con sus compañeros en los que se alterne el uso de la máquina.
  • Buscar siempre posturas cómodas en nuestra máquina y regular nuestro asiento en función de nuestro tamaño.
  • Deslizar el asiento hacia adelante de modo que los pies están descansando cómodamente y el volante y los pedales tengan fácil acceso.
  • Ajustar el respaldo de modo que se incline ligeramente hacia atrás.
  • Apoya los brazos para disminuir la fatiga en las extremidades.

Vibraciones. Las carretillas elevadoras no suelen llevar sistemas de amortiguación en las ruedas, como es lógico esto se debe a la intención de preservar la integridad de las máquinas, pero conlleva otro problema, ¿dónde van todas las vibraciones que producen las irregularidades del terreno?, la respuesta es fácil, al operario. prevencion-carretillasLos fabricantes conscientes del problema y de las lesiones principalmente dorso lumbares que esto ocasionan han integrado dispositivos en las maquinas, también la legislación ha buscado la solución haciendo obligatoria la incorporación de sistemas de amortiguación en nuestros asientos. Ahora bien, para conseguir unos resultados eficientes en estos sistemas será fundamental que se utilicen correctamente. Que queremos decir con esto, como es lógico, no necesita la misma amortiguación una persona de 60kg que una de 100kg, por lo que estos sistemas de amortiguación tienen que ser regulables en función de nuestro peso. Es importante concienciar a los trabajadores de la importancia de regular el sistema en función de nuestro peso. Habitualmente encontraremos bajo nuestro asiento una rueda en la que indicaremos nuestro peso. Cuanto más peso más duro, cuanto menos más blando.

Algunas medidas que podemos tomar para evitarlo podrían ser las siguientes:

  • Formación y concienciación de los operarios del correcto manejo de los dispositivos anti vibraciones.
  • Vigilar el estado de los suelos y eliminar en la medida de lo posible todas las irregularidades del terreno.
  • Mantener los suelos limpios y sin residuos.
  • Utilizar calzado anti vibraciones para aquellas que entran por los pies.

Torsiones. Si tenemos en cuenta que se recomienda a los carretilleros, y será conveniente que así lo hagan, que siempre que circulen con carga lo han marcha atrás, esto plantea grandes ventajas, mejora en mucho la visibilidad y preserva la integridad de las cargas, pero obliga al carretillero a mantener una postura de torsión durante gran parte de la jornada. Eprevencion lesiones carretillerossta postura forzada en muchas ocasiones ocasionará dolores de espalda y cuello. También algunos fabricantes han incorporado en sus máquinas sistemas de asiento rotatorio para mitigar las consecuencias.

Algunas medidas que podemos tomar para evitarlo podrían ser las siguientes:

  • Formación y concienciación de los operarios en la adopción de posturas cómodas a la hora de circular marcha atrás, girando no solo el cuello sino todo el cuerpo de forma similar a lo que hacemos cuando conducimos nuestro coche marcha atrás una distancia larga. Pasaremos el brazo por encima del asiento y giraremos al unísono tanto dorso como trasero.
  • Instalar asientos rotatorios.
  • Instalar dispositivos, espejos o cámaras que faciliten la circulación.

Sacudidas. El efecto que las sacudidas tienen sobre el organismo no es fácil de evaluar, dependerá de muchos factores, pero sobre todo de la frecuencia y la intensidad. Las causas son muy variadas, desde frenados bruscos, choques con objetos fijos,… en muchas ocasiones la propia intensidad del trabajo es un elemento potenciador de este tipo de sacudidas, incrementa tanto su frecuencia como las consecuencias de las misma al encontrarse el sujeto en tensión. Las consecuencias poden ir desde golpes a esguinces incluso luxaciones.

Algunas medidas que podemos tomar para evitarlo podrían ser las siguientes:

  • Ve más despacio, la velocidad multiplica el impacto de todas las tensiones en el cuerpo. El ir más rápido puede hacer el trabajo a un ritmo más rápido, pero aumenta golpes y vibraciones, por no hablar de la posibilidad de un accidente.
  • Eliminar obstáculos, en los caminos de trabajo, establecer vías diferenciadas de circulación entre carretilleros y peatones, establecer caminos despejados reduce el riesgo de tener que realizar frenazos.
  • Eliminar los suelos deslizantes, utilizar pinturas antideslizantes en los mismos.

Cuéntanos tu caso. ¿Has sufrido o sufres algun tipo de lesion de estas caracteristicas?, ¿Realizas algún tipo de prevención? Toda la información que nos aportes ayudará a otros compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *